Hace un año, adquirimos una participación del 80% en Trilab, un fabricante checo de impresoras 3D con sede en Hradec Králové, como socio estratégico. Las impresoras 3D de Trilab, basadas en la construcción delta, son soluciones industriales muy apreciadas, y para nosotros sólo tenía sentido mantener las series AzteQ y DeltiQ. Además, ahora puedes encontrar ambos modelos ¡directamente en nuestra tienda!

Nuestro plan desde el principio fue mantener la marca Trilab y ampliar su equipo en lugar de fusionar nuestros equipos en un gran grupo. Seguiremos apoyando a Trilab, proporcionándoles la seguridad financiera y el bagaje de una gran empresa, así como nuestros contactos y conocimientos asociados a la producción en masa de impresoras 3D para que puedan seguir desarrollando sus máquinas industriales.

¡La incorporación de las impresoras DeltiQ y AzteQ a nuestrat tienda es la oportunidad perfecta para presentar a Trilab y sus máquinas un poco más de cerca!

Impresoras 3D delta industriales

En Prusa Research, hemos estado trabajando con impresoras 3D cartesianas – máquinas con una base calefactable que se mueve a lo largo del eje Y y un extrusor en el eje X, y pronto ampliaremos nuestra cartera con la incorporación de los modelos CoreXY (XL y AFS). Trilab, por su parte, tiene una amplia experiencia en impresoras 3D delta: la base calefactable es completamente estática y el extrusor ligero se mueve mediante tres brazos de carbono dispuestos en forma de triángulo.

Como resultado, las impresoras delta pueden alcanzar velocidades muy altas, manejar materiales flexibles sin problemas y los objetos impresos tienen un gran nivel de detalle. La versión DeltiQ 2 Plus tiene una versión del eje Z de hasta 500 mm de alto, por lo que es ideal para imprimir objetos altos. Las estatuillas para los presitigiosos premios BRIT se prototiparon con impresoras Trilab.

Trilab se encuentra como en casa en áreas como diseño, automoción, laboratorios de I+D y otros segmentos industriales. Entre sus clientes se encuentran empresas como Skoda, Koyo, Vetropack, AlcaPlast, Viracoustic y Lasvit. Estos clientes aprecian, entre otras cosas, las numerosas funciones avanzadas y las prácticas características que ofrecen las impresoras 3D de Trilab. Ya sea por los cabezales de impresión fácilmente intercambiables para diferentes tipos de material o por la cámara de impresión con calefacción activa, las impresoras 3D de Trilab cubren una gama realmente amplia de requisitos, incluyendo una rica conectividad y opciones de acceso remoto. Incluso están equipadas con un módulo de cámara.

El equipo de Trilab ha estado utilizando y recomendando nuestro filamento de fabricación propia (Prusament) a sus clientes desde hace mucho tiempo, incluso antes del inicio de nuestra colaboración. PLA, PETG, ASA, PC Blend, Nylon, Flex y muchos otros materiales son algunos de los que las AzteQ y DeltiQ pueden manejar con facilidad. Una atracción popular de Trilab en las ferias es permitir a los visitantes intentar romper una pieza fina impresa con PC Blend Prusament dentro de la cámara calefactada de la versión AzteQ – y normalmente, no hay necesidad de llevar más de una impresión a toda la feria. 😉 Los materiales avanzados también requieren una superficie de impresión de alta calidad – aquí es donde nuestra experiencia de muchos años en el desarrollo y la fabricación de placas de impresión de acero para muelles fue muy útil.

¡Trilab se está expandiendo!

Una de las primeras cosas que abordamos, cuando empezamos a trabajar con Trilab, fue asegurar el crecimiento continuado de la empresa. Hace un año, Trilab tenía su sede en el Centro Tecnológico de Hradec Kralove en un espacio de oficinas de 60m² (unos 640 pies cuadrados) y una sala de producción de 140m² (unos 1500 pies cuadrados), y las cosas se estaban poniendo bastante apretadas. Incluso las instalaciones tecnológicas eran insuficientes y los interruptores estaban casi al límite.

Al principio de este año, Trilab pudo finalmente trasladarse a unas instalaciones tres veces mayores, concretamente la antigua fábrica de Vertex. 180 m² para las oficinas y 400 m² para la nave de producción son las mejoras que se acogen, lo que permite a la empresa seguir expandiéndose. Ya tiene el triple de empleados que el año pasado. También hemos apoyado la ampliación de la producción por nuestra parte: Trilab está cambiando al concepto de sistema de producción de nuestra fábrica en Praga. Los procesos, las mesas de producción, la logística… todo esto (y más) ha recibido una importante actualización.

Estoy muy satisfecho de que hayamos conseguido avanzar a pesar de la difícil situación del mercado. Con el aumento de la capacidad de producción, tanto AzteQ como DeltiQ podrán acudir a más empresas para ayudar al desarrollo y la producción. Estoy impaciente por ver hasta dónde llegaremos con Trilab el año que viene.

¡Felices impresiones!